Sin lugar a ninguna duda, la pregunta a la que todo profesor de matemáticas debe enfrentarse tarde o temprano en su carrera docente.

Ese alumno inspirado que una mañana se levanta con esa duda existencial y que la mete en su mochila para sacarla en el momento más inesperado de la clase de matemáticas.

Esa situación incómoda a la que todo matemático o amigo de los números debe enfrentarse en una reunión de amigos, en la que llega el momento de hacer cuentas para ver cuánto tiene que poner cada uno para pagar las raciones, vinos y cañas que se han consumido a diestro y siniestro.

Esa cena de Navidad, con el cuñado que tiene ganas de darle “vidilla” a las conversaciones típicas de sobremesa, chupito de hierbas en una mano y polvorón de Pamplona en la otra.

Todas estas situaciones y otras muchas que puedan pasar por nuestra cabeza también se las ha planteado nuestro amigo del vídeo, Eduardo Saénz de Cabezón (si, ya lo sé, el nombre del colega tiene su aquel), matemático metido a monologuista que se ha empeñado en responder a nuestra pregunta de cabecera de una forma diferente y sobre todo didáctica.

Espero que os guste el vídeo y que nuestro amigo Eduardo os pueda aclarar algunos de los tópicos acerca las matemáticas y de la gente que que de una forma u otra tenemos que ver con ellas. Solo tenéis que pinchar en las interrogaciones que tenéis justo debajo.

question

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies